El gol, una tarea de todos

El Castilleja ha comenzado la liga como un tiro. A pesar del tropiezo en tierras visueñas, donde encajó una dolorosa goleada (4-2), los aljarafeños han demostrado ser un equipo competitivo, sólido y eléctrico en ataque. Tres partidos han sido suficientes para ver las líneas maestras del nuevo proyecto de Alejandro Ceballos en el Antonio Almendro. Un equipo joven pero con mucha hambre.

Uno de los aspectos donde más está destacando el Castilleja es la parcela ofensiva. En tres encuentros de liga ha anotado cuatro goles, de los cuales dos de ellos han significado seis puntos (1-0 Alcalá y 1-0 Tomares). Los alixeños rentabilizan al máximo sus ocasiones de gol. Los de Ceballos se están sumando a la doctrina del unocerismo en los partidos de casa. Un arma de doble filo, sin duda, pero que hasta ahora está surtiendo efecto.

Si bien, lo más llamativo de estos cuatro goles es que han sido obra de cuatro jugadores diferentes. El gol no es algo exclusivo de uno, en el Castilleja los goles se reparten. Plata ante el Alcalá, Ismael y Miguel ante el Viso, y Gordillo ante el Tomares son los cuatro goleadores de un Castilleja que no necesita de un referente en ataque.

El enorme hueco dejado por Pablo, pichichi la pasada temporada en División de Honor, era difícil de ocupar. Una tarea engorrosa para el nuevo técnico del Castilleja que, para superar ese contratiempo, ha aunado fuerzas y unido al grupo: todos son importantes. El sistema y la idea de juego ayudan  a que los jugadores de medio campo y de banda pisen con mayor asiduidad el área contraria. Una idea que hace posible que el Castilleja sea a día de hoy el equipo más solidario en el apartado goleador. Porque el gol es una tarea de todos.