El fortín del Antonio Almendro

El juvenil ‘A’ del Castilleja sigue haciendo historia. Paso a paso, jornada tras jornada, los chicos de Pablo Galán no se cansan de batir récords en el año de su estreno en Liga Nacional. Los blanquiazules cerraron el pasado domingo la primera vuelta del campeonato con un valioso empate a tres en su visita al Atlético Sanluqueño. Una primera vuelta de ensueño.

Sus guarismos en la competición doméstica son estratosféricos, tan solo superados por los dos transatlánticos de la Liga (Betis y Sevilla) y la AD Nervión, un clásico de la División de Honor. Los de la Avenida del Solís han sumado ocho victorias, seis empates y solo han cedido una derrota en tierras ceutís, lo que les ha llevado a instalarse en el cuarto puesto de la clasificación. Algo impensable a principio de temporada, pero  que ahora es una realidad, como también lo es su seguridad en el Antonio Almendro.

Los aljarafeños han sabido sacar provecho de sus encuentros celebrados en el feudo sevillano. Un pilar fundamental en su crecimiento, ya que en el Antonio Almendro el Castilleja ha gestado la gran cantidad de puntos que ha sumado en esta primera vuelta. En siete partidos que han disputado como local han cosechado 15 puntos de 21 posibles (4 victorias y 3 empates). Números muy a tener en cuenta, puesto que por el estadio alixeño han pasado ya equipos como el Sevilla FC (0-0), el Real Betis (2-1) y la AD Nervión, y ninguno de ellos ha sido capaz de llevarse los tres puntos del fortín que ha erigido el Castilleja juvenil.

En los siete enfrentamientos que ha tenido que disputar en su feudo, el Castilleja se ha mostrado intratable en todos sus encuentros. Una máquina de competir y de regalar buen fútbol. Una máquina perfectamente engrasada que espera seguir en la segunda vuelta del campeonato haciendo las delicias de todo la afición del Castilleja. Materia prima hay de sobra.