Crónica | Castilleja CF 3-0 AD Cartaya: Zapatazo al líder

Han tenido que pasar cinco jornadas de Liga y dos partidos en casa. Un empate, una derrota, pero a la tercera fue la vencida. La espera bien mereció la pena El Castilleja consiguió el pasado domingo su primera victoria en el Antonio Almendro. Si bien, lo más significativo no fue la sonada goleada al líder de la categoría (3-0), que ya es un hecho de por sí destacable, sino por las formas y las maneras con las que se logró la victoria.

Y es que el partido fue un auténtico monólogo del conjunto aljarafeño, un recital en toda regla. El conjunto blanquiazul borró por completo al Cartaya del terreno de juego. Cuando los rojinegros quisieron darse cuenta, ya iban dos abajo. El Castilleja, a diferencias de anteriores encuentros, exhibió una versión más solida y solidaria en defensa. Los pupilos de Manuel Luque salieron al campo dos marchas por encima que su rival. Un punto de intensidad que en partidos de esta índole suele ser determinante, como así fue. Pero no solo con físico, intensidad y corazón se gana un partido. El Castilleja también puso el fútbol.

El técnico sevillano volvió apostar por un centro del campo de nivel, donde la calidad que tenían sus componentes era diferencial. Junto a ellos, el tomareño dispuso de una línea de tres arriba con Zapata, Pablo y David. Tres locos bajitos que pusieron patas arribas el Antonio Almendro. Primero fue Zapata que, al cuarto de hora de partido, vio como el balón se le quedaba franco en el borde del área. Un balón precioso, en la frontal del área, solo contra el portero. Muchos se habrían puesto nerviosos, pero Zapata acarició el balón con el empeine de su bota  para batir a Bocanegra con una preciosa vaselina. Un golazo con mayúsculas. Pero el Castilleja no bajó el pie del acelerador, al contrario. A raíz del gol, comenzó a generar juego y ocasiones por doquier. El Cartaya estaba KO, pero hacía falta alguien que lo tumbara. Pablo fue el encargado de ajusticiar al cuadro onubense. El de Benacazón culminó una obra de arte. La jugada dio origen en el centro del campo con un robo de balón, al cual le siguió una serie de combinaciones a una velocidad vertiginosa que acabó con el balón en los pies de Nene. El de tomares puso un centro medido a la cabeza de Pablo que se jugó el tipo para hacer el 2-0 ante la salida desesperada de Bocanegra. El Castilleja le estaba dando un baño al líder, un baño de realidad.

En los segundos 45 minutos, el partido no varió ni un ápice su dinámica. El Castilleja dominaba y el Cartaya, impotente, veía como se le agotaba el tiempo. Fruto de esa impotencia, el partido se volvió más bronco de lo habitual y entró en una dinámica poco recomendable. El Castilleja por su parte, jugaba con el tiempo a su favor, lo tenía en la mano, era cuestión de tiempo. Los aljarafeños tiraron de veteranía, oficio y saber estar para llevarse el partido con autoridad. En los minutos finales, el encuentro cayó en intensidad, el calor fue el principal culpable. Manuel Luque aprovechó para refrescar el equipo y dio entrada a los menos habituales. Un carrusel de cambios que a la postre surtiría efecto. La entrada de Reda y Christian al terreno de juego aumentó la presencia del Castilleja en campo rival, y por ende, el peligro en el área de Bocanegra. De hecho, gracias a una gran acción individual de Reda, el Castilleja consiguió cerrar el partido. El habilidoso extremo alixeño se marchó de hasta a tres rivales para quedarse solo contra el portero y asistir a Zapata, para que éste firmase su primer doblete como blanquiazul. A partir de entonces, el partido acabó. Solo quedó  tiempo para que el Cartaya se quedase con dos jugadores menos. Con sendas expulsiones, ambas muy claras, finalizó el recital del Castilleja y de Zapata en el Antonio Almendro. Un recital que tardará tiempo en olvidarse por la Avenida del Solís.

Castilleja CF: Josema, Nene, Méndez  (Juli 87’), Ramón, Alfonso, Nino, Zapata (Luismi 82’), David Horrillo (Christian 82’), Pablo (Puchero 89’), Guti (Reda 62’), Emilio (Isco 68’).

AD Cartaya: Bocanegra, Manuel, Novoa (Canito 77’), Aitor, Francis, Mario, Souto ( Quique 65’), Sergio (Pitu 67’), Dani (Benítez 85’), Lolo (Raúl Hdez. 89’), Seba.

Goles: 1-0 Zapata (16’). 2-0 Pablo (40’). 3-0 Zapata (80’)

Árbitro: Alfonso Mármol Cabrera. Expulsó a Bocanegra por doble amarilla y a Benítez con roja directa.

Incidencias: 125 espectadores en el Antonio Almendro.