Alejandro Ceballos: “Nuestro objetivo más inmediato es ganar este domingo al Alcalá””

Alejandro Ceballos podrá ser todas las cosas que uno quiera, pero está claro que no se anda con chiquitas. No pierde ni un segundo de su tiempo. Todo lo que tiene lo dedica a trabajar a destajo, a no dejar ni un solo cabo suelto. Todo debe estar bajo control. Los movimientos de sus jugadores, los del contrario, las camisetas perfectamente ordenadas en el vestuario, e incluso la alineación de las botellas de agua. Nada queda al azar.

Con la ropa de trabajo, con una carpeta con esquemas de juego e incluso varias jugadas de estrategia, y un bolígrafo, llegó con prisa a la entrevista Alejandro Ceballos, un tipo amable, sencillo y carismático. Si no fuera así no habría conseguido innumerables ascensos o ser el líder de todo un Recreativo de Huelva. Habla claro y sin tapujos. Con la voz cascada del paso de los años y la exigencia de los banquillos, Ceballos repasa su trayectoria, sus deseos, sus miedos y su experiencia en el mundo del fútbol. Habla de la cantera, su unión con el Castilleja y su forma de entender el balompié.

Pregunta: Diez años después vuelve a la que fue su casa el Antonio almendro. Ilusionado con esta nueva etapa ¿no?

Respuesta: Estoy muy ilusionado por volver a casa. Muy ilusionado, incluso, desde el momento en el que me recibí la primera llamada. Viví muy buenos momentos aquí y tengo muy buenos recuerdos  de mis inicios en el Castilleja. Nunca he dejado de ser socio de esta entidad.

P: ¿Cómo se gestó su vuelta al Antonio Almendro? A muchos le pilló de imprevisto su fichaje por el Castilleja.

R: Fue simplemente por una llamada del presidente y de Juanjo. En la reunión que tuvimos, que fue muy breve, me interese principalmente por el estado del club en lo deportivo, porque una cosa es venir como socio y ver un partido puntual y otra es conocer la realidad del club.

P: Algunas corrientes de críticos aseguran que su llegada al Castilleja es un paso atrás en su carrera, ¿qué tiene que responderles?

R: Es cierto que se ha comentando pero es uno el que decide, el que se tiene que equivocar en esta vida y eso es lo que he aprendido. He vivido de todo en estos años. He vivido un club tremendamente grande como el Recreativo de Huelva, donde en junio salimos a hombros ante 20 mil personas y en octubre ante una decisión más política que deportiva, me cesaron porque el ayuntamiento quería un hombre de Huelva para el banquillo. Es curioso que en dos meses se produzcan cambios tan drásticos en un mismo club, por eso he vivido de todo. Si esto no funciona, me habré equivocado yo, porque sé que vengo a un club con carencias económicas. Aún así, vamos a competir en una categoría dura donde existen equipos con presupuestos muy diferentes al nuestro, pero vamos a competir con otros argumentos que es lo que a mí me ilusiona.

P: Después de más de diez años desde su última aventura al frente del Castilleja, ¿cómo ha cambiado el club desde entonces? 

R: El club ha cambiado mucho, como por ejemplo con las instalaciones o la propia estructura organizativa. Cuando yo empecé estaba aún el campo de tierra. Poco después estrenamos el nuevo césped contra el filial del Córdoba (1-0). Aquel año competía como jugador y acabé como entrenador por una necesidad que tuvo el club. En ese momento el club quería que yo fuera la persona encargada de dirigir al equipo. Me sorprendió porque era un cargo en el que no tenía experiencia, era un novato, pero es cierto que el ambiente que se vivía en aquellos momentos posibilitó que se consiguieran varios ascensos.

P: ¿Y como ha cambiado Alejandro Ceballos después de su experiencia en clubes del nivel del Recreativo de Huelva?

R: Ha ganado en experiencia, sobre todo. Cuando uno lleva mucho en esto del fútbol, uno piensa mejor en las cosas, en la forma de actuar en los banquillos, que en mis primeras etapas era más impulsivo o en el carácter que por supuesto no lo he perdido, pero si era de discutir mucho con los árbitros. Todo esto me ha ayudado a tener un poco más de templanza a la toma de decisiones; saber llevar mejor un grupo, el saber que hay que tratar mucho mejor a los que no juegan que a los vienen jugando. Pero esto te lo da la experiencia.

P: Para aquellos aficionados que todavía no han visto a su equipo en pretemporada, ¿cuáles son a rasgos generales las señas de identidad del nuevo Castilleja?

R: Queremos ser un equipo que sepa a lo que juega. Primero que sea un equipo, donde prevalezca el colectivo antes que las individualidades. Tenemos todavía mucho trabajo por delante pero vamos a ser un equipo que va ir a buscar los partidos, lo tengo muy claro. Prefiero perder antes que empatar por buscar el empate. Vamos a ser un equipo vertical, tanto fuera como dentro vamos a ser un equipo que va a tener siempre ocasiones de gol, aunque lo que buscamos es encontrar el equilibrio entre defensa y ataque.

Quizá, el campo en algunos momentos no nos beneficie porque vamos a desarrollar un juego más elaborado pero siendo siempre vertical. Me gusta tener preparado al equipo con diversidad de sistemas de juego para adaptarnos en cada momento a las circunstancias de cada partido. Lo que más temo es si seremos capaces de crearle la suficiente experiencia en tan poco tiempo a este grupo chavales. Jugaremos el 90 por ciento de los partidos con menores de 21 años. Si el domingo no podemos contar con Alfonso y Lolo, puedo adelantar que en el once no habrá nadie por encima de los 21 años.

P: ¿Cómo ha asimilado el equipo los nuevos conceptos y las nuevas ideas en esta pretemporada?

R: La verdad es que estoy muy contento con ellos. Son muy ordenados y escuchan todo lo que se les dice. Lo que estamos haciendo ahora es un grupo porque la temporada será larga. La temporada pasada se pudo terminar de mejor manera, pero hay una realidad. Aspiro a mejorar la campaña anterior. No quiero hablar de objetivos para esta temporada, mi objetivo es ganarle al Alcalá y cuando me pregunten el lunes, pues ganar en el Viso. Ese es mi objetivo y el de mi plantilla.

P: La estrategia en el fútbol actual es algo primordial, ¿para usted también lo es? ¿Qué peso o importancia tiene en su ideario futbolístico?

R: Es primordial. Debemos ser un equipo compacto y sorprender al contrario a través del balón parado. Seremos un equipo importante en esta faceta porque le dedicamos tiempo y le prestamos mucha atención. Queremos que el equipo este sumamente concentrado para estar preparado para ello.

P: Bueno este fin de semana lo vamos a comprobar. Llega la liga y el primer plato fuerte de la temporada, Castilleja – Alcalá. ¿Cómo afronta el equipo un partido de estas dimensiones? ¿Llega con buenas sensaciones el equipo al debut liguero después de una pretemporada más que aceptable o puede ser que le llegue demasiado pronto un partido de este nivel?

R: Bienvenida la liga. No soy partidario de las pretemporadas, me aburren mucho. Soy más de competir. Soy exigente y sé que los partidos de verano son para ver y valorar a muchos chicos nuevos. Ahora llega lo bueno con un plato fuerte, un histórico como el Alcalá. Me da igual recibir antes o después a un equipo, no me importa el calendario porque tarde o temprano te tienes que enfrentar a todos los equipos y me es indiferente. Lo que me preocupa es mi equipo y espero y deseo que el trabajo de pretemporada haya servido para ver en este primer partido lo que queremos de este nuevo Castilleja.

P: Podemos coincidir que el objetivo que está marcado en rojo por el club es el ascenso, pero quizá marcarse un objetivo tan ambicioso puede hacer que a la larga los jugadores le pese. ¿Cree que es mejor ponerse un objetivo a corto plazo como el ganar cada partido y ya se verá o los jugadores deben de ser lo suficientemente profesionales para saber lidiar con esa presión?

R: Respeto todas las opiniones pero el objetivo este año del Castilleja es ganarle al Alcalá. No hay otro. Dentro de la caseta no se habla nada de ascenso porque para mí es una locura hablarle a una plantilla de jugadores tan jóvenes de ascenso en agosto. El objetivo es ganarle al Alcalá el próximo domingo.

P: Esta temporada se han incorporado hasta cinco jugadores de la cantera al primer equipo, me imagino que el paso a División de Honor habrá sido un condicionante más para apostar por ellos no?

R: La cantera siempre hay que tenerla en cuenta. Este verano ya hemos tenido a varios chicos jugando con nosotros en pretemporada, pero hay que darle su tiempo. No nos confundamos. Una cosa es cuando compites con chicos de la misma edad y con los mismos argumentos, y otra es cuando compites con jugadores con mucha más experiencia. No todos los jugadores están preparados. Hay unos que les cuesta un poco más de tiempo por muy buenas cualidades que tenga y otros que desde el primer momento responden bien. Esto es otra cosa, aquí la exigencia es mayor. Hay varios jugadores de la plantilla que ya están preparados pero hay otros que necesitan un poco más de tiempo, pero es lógico. En algunos casos se necesita tiempo y hay que dárselo, aunque tarden un poco más.

P: Para terminar, un mensaje a la afición y un deseo que tenga para esta temporada.

R: Le pido a la afición que en los momentos malos, que llegarán, entiendan que hay mucha juventud. Es  complicado estar en los puestos de arriba desde el primer momento. Lo importante es saber manejar una temporada y al final de la campaña ojalá que los objetivos que cada uno tenga se puedan cumplir.

Mi  sueño es conseguir lo que en su día no pude hacer: llevar al Castilleja a Tercera División. Jugamos dos fases de ascenso y no pudimos superarlas. Mi amigo y compañero José Antonio Granja lo pudo hacer y ojalá podamos reunir el éxito que tuvo sus técnicos y sus jugadores y conseguirlo de nuevo.